Así fue la vida de ‘Sax’, de Maldita Vecindad

publicado en: Uncategorized | 0

Murió ‘Sax’, de Maldita Vecindad

“Sax”, integrante del grupo Maldita Vecindad, falleció a los 52 años debido a complicaciones por Covid-19, por lo que la industria del rock está de luto.

Tuvo complicaciones por Covid-19

La esposa del músico, Jessica Franco Landero, había explicado en redes sociales que su esposo había sido hospitalizado el 6 de marzo del 2021, porque presentó una baja en el nivel de saturación de oxígeno. Además, desde hace tiempo, sufría de insuficiencia renal.

Estaba por lanzar un nuevo sencillo

Hace un par de semanas, el saxofonista había anunciado el lanzamiento de su nuevo tema musical llamado “Otros Nosotros”.

Su nombre era: Eulalio Cervantes Galarza

El nombre verdadero de “Sax”, como le decían, era Eulalio Cervantes Galarza, y fue el primer músico de su familia.

Nació en San Luis Potosí

El músico nació el 30 de octubre de 1968 en Soledad de Graciano Sánchez, en el estado de San Luis Potosí.

Comenzó a tocar a los 11 años

“Sax” comenzó a tocar a los 11 años. De hecho, ya que estaba en la secundaria empezó a practicar con instrumentos prestados. Y siempre dijo que inició tocando el clarinete y ganó muchos concursos a esa edad.

Amaba los instrumentos de viento

“Una de las cosas que más me prendió fueron los instrumentos de viento, que siempre se me hicieron muy nostálgicos”, dijo el multiinstrumentista en entrevista con Biopolítica México.

Su pasión fue el saxofón

Y aunque empezó con el clarinete, “Sax” señaló que el saxofón lo sedujo a morir y, cuando tuvo la posibilidad de tener uno propio, ya nunca lo dejó.

Así llegó a la Ciudad de México

A los 13 años, ya ganaba dinero porque tocaba en fiestas y bailes, y ese dinero lo usó para mudarse a la Ciudad de México y vivir en un cuarto de azotea.

Pidió dinero para sobrevivir

Y como se acabó el dinero rápidamente, tuvo que pedir dinero afuera de las terminales de autobuses para poder comer.

Estudió en el Conservatorio de Música

“Pero la idea era ir progresando como instrumentista y estudiar”, expresó a Biopolítica México, y después entró al Conservatorio Nacional de Música de la Ciudad de México para aprender bien la técnica.

Su encuentro con los ‘malditos’

En varias entrevistas, el músico aceptó que, en algún momento de su vida, fue pandillero, y fue precisamente en la calle, en 1985, que conoció a sus compañeros de Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, grupo del cual fue cofundador.

Todo fue una casualidad

“A los ‘malditos’ los conocí en la calle, por que un día pasábamos y había un estudio de grabación y oíamos siempre música, y un día me atreví a tocar para ver. Recuerdo que me abrieron la puerta y eran ellos, y yo les dije: ‘¿Saben qué? Es que soy saxofonista, me dan chance de verlos’. Esa también era la primera vez que ellos aparecían en un estudio…

Su gran talento lo hizo ser parte de la banda

“…Y dicen: ‘Pásale, es lo que más anhelamos en la vida (un saxofonista)’. Y luego me vieron tocar y en tres segundos empecé y ya estaba grabando”, contó el músico.

Después comenzaron las tocadas

Y poco tiempo después ya estaban tocando en un concierto en Rockotitlán, un foro mexicano que se creó para que tocaran muchas bandas.

Llegó la gran oportunidad

Y tras tocar en varias partes, comenzaron a convocar mucha gente en sus tocadas y luego se dio la oportunidad de entrar a la industria musical y grabar discos.

Impactaron con éxitos musicales

De hecho, fue con el álbum El Circo, de 1991, que la banda trascendió a nivel nacional e internacional con éxitos como “Solín”, “Kumbala”, “Pachuco” y “Pata de Perro”.

Reconocido como uno de los mejores saxofonistas

Luego de que Maldita Vecindad anunciara en el 2011 una pausa, “Sax” colaboró con diversas bandas como Caifanes, Los Enanitos Verdes y Víctimas del Dr Cerebro, siendo reconocido como uno de los mejores saxofonistas contemporáneos del mundo por su habilidad, talento y estilo.

También fue productor musical

Además, incursionó en la producción musical, siendo su primer trabajo el disco: “No!”, de Tijuana No.

El tiempo de Los Malditos Cocodrilos

También en 2011, junto con Pato, Aldo y Lobito (exmiembros de Maldita), trabajó en un proyecto llamado Los Malditos Cocodrilos Fusión Festiva.

Regresó con Maldita Vecindad en el 2014

Posteriormente, Maldita Vecindad decidió reunirse en el 2014 durante la 15 edición del Festival Vive Latino.

Amaba lo que hacía

“Sería absurdo si yo dijera una opinión (sobre qué aportó a la música), porque eso más bien le corresponder a la gente, al público. ¿Aportación? El hacer mi trabajo y decir lo que pienso, pero nunca creyendo que tengo la razón. Y si algo funcionó, creo que no me corresponde a mí decirlo. La historia lo dirá, pero no nos creemos más que los demás”, indicó a Biopolítica México.

Sus hijos eran su gran tesoro

Eso sí, “Sax” afirmó que a través de la música aprendió a amar. “Creo que ese es mi máximo tesoro. Tengo dos hijos increíbles, una locura, nunca pensé que un ser humano pudiese amar de esa manera”.

Su otro gran amor

Por supuesto, aparte de sus hijos, tuvo el gran amor de su pareja, Jessica Franco, quien lo acompañó durante gran parte de su vida.

Fuente:Showbizz Daily